domingo, mayo 22, 2005

La colonia Doctores, joven a sus 116 años

Otra parte de la gran urbe que despierta de un sueño de 100 años. Esperemos que no sólo los que se oponen a AMLO cobren conciencia una vez más de lo saturado que se torna el ambiente capitalino.
A pesar del amor que sentimos los capitalinos por nuestra urbe, muchos deseamos salirnos, pero ese anhelo no es tan grande como la necesidad de permanecer en el mismo sitio. Las calles que se sienten fluir debajo de los zapatos se encuentran con los niños descalzos del metro, con los saltimbanquis, los vendedores de tarjetas de prepago y las personas que abusan de sus hijos para ganarse el sustento pidiendo dinero a los autos y transeúntes.
Los asaltantes de coches, las autoridades corruptas que se quedan con las partes de los autos decomisados, los propietarios de deshuesadoras en Iztapalapa, la Buenos Aigres, y la Doctores, la cual cuenta también con un amplio surtido de transexuales, gays y prostitutas que venden su carne para poder "mal tragar algo".
Bueno, pero no se quede allí, andele muévase, vaya a darse su vuelta por el Mercado Hidalgo, para que se le oreen las ideas, comer "pescaditos" y disfrutar de este bonito 'En domingo con Chabelo'.


No hay comentarios.: