jueves, enero 07, 2010

Post: Una simple pregunta

De verdad, como ciudadano común y corriente, sin mayores pretensiones en la vida que obtener la justa retribución por el trabajo realizado, consciente de mis responsabilidad/obligaciones y mis derechos/libertades, me pregunto sinceramente y sin afán de "molestingar" a nadie y sin cobrar por exponer mis ideas, sino simplemente, exponer mis inquietudes más básicas: ¿el gobierno en su totalidad -los tres poderes: judicial, ejecutivo y legislativo- vive enteramente en tontilandia (ó más allá de Mosorongo: pueblito del estado de Veracruz que queda un poco más lejos de otro de insomne nombre y memoria) o qué carajos le pasa?

Si decididamente vive este gobierno alienado de sus ciudadanos, ha determinado hacer caso omiso de las exigencias de sus "dizque" representados, pues entonces, es completamente natural y hasta obvia su forma de gobernar al país. Transgredir así las peticiones y necesidades de aquellos que -seamos honestos- estúpidamente votaron por ellos porque: 1.-No querían regalar su voto, 2.-No querían que su boleta quedara inservible, 3.-No deseaban que alguien más decidiera por ellos, 4.-No querían que alguna organización partidista se apropiara de su voto, 5.-No querían que las decisiones importantes únicamente se dieran en las élites oligárquicas, 6.-No querían que el PRI hiciera las cosas a arbitrio y antojo y por eso sufragaron para compensar las cosas en las diferentes cámaras legislativas, 7.-Pensaron que votar por el menos malo, siempre tiene los mejores dividendos, 8.-Las cosas iban a cambiar si empleaban su voto, 9.-Si decidían correctamente los partidos, nivelados en poder, mostrarían respeto por los ciudadanos, 10.-El voto emitido "de buena fe" serviría para que los partidos modificaran su manera de hacer política, 11.-No querían que los de la campaña de #VotoNulo consiguieran más votos, porque pensaban: A) Era una irresponsabilidad regalar/emitir un voto nulificado, B) Los partidos tienen que tener contrapesos, C) Los partidos que son mayoría harían las cosas como les venga en gana, porque no habrá nadie que se les enfrente, D) La sola idea de nulificar una boleta es un concepto idiota, 12.-Querían pensar que el PRI definitivamente ya cambió y es un "Nuevo PRI", 13.-Piensan que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es la mejor opción para salvar a México/Mundo, porque es un líder natural, quien nunca, nunca, NUNCA, ha mostrado características de dogmático religioso y dictador anquilosado, ni un poco de interés en el erario público, sino todo lo contrario; es lógico y hasta deseable. Y aquí queda excelente un viejo adagio: "Toma payaso tu confetti".

Si se aplicara -como los propios actores políticos se han encargado de perpetuar en el imaginario colectivo- la frase "cada quien tiene lo que se merece" que traducido a marketing político sería "cada quien tiene el gobierno que se merece", no habría ni malestar social, ni quejas a diestra y siniestra, ni amagos por parte de agrupaciones guerrilleras, ni amenazas de los cárteles de la droga, ni cientos de jóvenes tendrían como objetivo único convertirse en "capos", dejando de lado la idea de convertirse en médicos, abogados, maestros -idea profética de Lou Reed-, ni la sociedad civil en su conjunto manifestaría en todos sus estratos que "ya está harta", lo cual representa un paso anterior a una exhibición violenta. Y trataré de ser sincero, yo sí tengo miedo de un estallido social de gran envergadura, por lo que representa é implica. Una revolución -como en un principio propuso, y sin detenerse a pensar, el señor AMLO- no sólo traería la destrucción del México como lo conocemos hasta hoy, sino de todos los valores que alguna vez nos sustentaron como nación. Algo a lo que muchos apuestan, incluidos intereses privados y transnacionales que abarcan desde la manufactura de armas y drogas, hasta los bancos que contratan deuda, pasando obviamente por los políticos "vende patrias".

Sé que existen personas que inocentemente ó en aras de un cambio radical simpatizan con la idea de crear ó impulsar una revolución armada, pero lo único que se conseguiría -realmente- sería que nos despedezáramos entre mexicanos, porque los políticos é inversionistas privados segurito volarían por Delta, American Airways ó citando al cómico mexicano Polo-Polo, lo harían por Iberia. Mientras aquí, nos machacaríamos a balazos, golpes y machetazos hasta vernos los sesos, y los únicos verdaderos beneficiados, como al final consiguió la Revolución Mexicana del SXX, serían los que ahora ostentan el poder. Todos los demás deberíamos verter nuestra sangre y entrañas, únicamente para diversión y beneplácito de los que hinchan sus bolsillo con el dinero ajeno -ergo impuestos, gravamenes y excenciones fiscales-, ni más, ni menos.

Desearía que mi generación tomara consciencia y se hiciera cargo de la estafeta que nadie -por temor- se ha atrevido a tomar, dar ese paso adelante, movernos en un dirección diferente, de manera constante; pero inteligente, basándonos en la cultura, educación, sentido común y amor por un lugar, que de alguna manera las personas que estuvieron antes que nosotros, nos han hecho llegar, a fin de construir un mundo/país mejor de aquel que hallamos cuando nos tocó decidir. Y me daré el lujo de citar al grupo musical REM para este propósito: "Is the end of the world as we know it"

P.D.
Si quieren saber de qué pueblito se habla al principio de este post, mándenme un DM (Mensaje Directo) a mi dirección de Twitter, y con mucho gusto les aclararé el punto.

2 comentarios: