domingo, enero 16, 2005

elmundo.es - El ex dirigente chino Zhao Ziyang entra en un coma profundo

A ver de que color se pintan los chinos. Esperemos que este hecho los aliente a recuperar parte de su pasado inmediato. Su país necesita extensas reformas políticas e intensivos cuidados ambientales. Un pais con tanto misticismo debe pelear por su integridad ante el embate de occidente. ¡Guau! Me salió lo rojillo! Y eso que soy apartidista ¡Chin! Me salió el cobre, perdón.